Felpudo: La importancia de ese gran olvidado

El felpudo es un importante elemento en cualquier edificio. Es la barrera que protege el edificio y tu casa de los contaminantes del exterior y la mantiene a salvo de la suciedad de la suela de tus zapatos. Reconocidos estándares de construcción sostenible y de bienestar como LEED y WELL valoran la colocación de felpudos efectivos. Por eso, no es sólo importante tener uno, sino también que sea adecuado y que se mantenga en buen estado.

¿Cómo elegir el felpudo correcto?

Cuando se trata de escoger felpudo, ¡no cometamos el error de fijarnos sólo en si nos gusta o no! Antes de elegir, debemos pensar en factores como la pluviometría de la zona, los alrededores del lugar y el tránsito del edificio. ¿Qué tipos de felpudos debemos diferenciar antes de elegir?

El felpudo de fibras naturales retiene bien la humedad, es el mejor para parar el polvo y las gravillas y es resistente siempre que se coloque en el interior. Por lo tanto, si se trata de un acceso desde el aire libre con el felpudo expuesto a la intemperie, será mejor elegir otra opción.

felpudo castellon

Una evolución del felpudo de fibras naturales es el de fibras sintéticas. Estos felpudos sí son aptos para exteriores y resisten muy bien el tránsito y la humedad. También tienen la ventaja de una fácil limpieza.

Pero a menudo el felpudo idóneo para exteriores son aquellos hechos de materiales plásticos, especialmente si van a estar expuestos a la luz del sol, pues son los que mejor resisten los rayos ultravioletas.

Una vez clara la clase de felpudo que nos conviene, ya podemos ir en busca de uno que dé identidad a nuestra casa. Pero ahí no acaba el trabajo. La función de los felpudos se optimiza cuando están bien mantenidos. Los felpudos de fibra natural tienen suficiente con ser sacudidos y aspirados con frecuencia. Los sintéticos, después de ser sacudidos, requieren una limpieza con cepillo empapado de agua con detergente neutro, y secarse al aire libre.

Tanto si la necesidad es mejorar la protección de tu propia casa o la de un edificio mayor, dar atención al felpudo en la entrada es importante, y tiende a serlo cada vez más.

Deja un comentario